Críticas a la parrilla

lunes, octubre 02, 2006

Telerrealidad

Ahora ya sabemos que van a deshacerse de Desafío bajo cero mediante el método Cocina del infierno, es decir, van a adelantar la final hasta la cuarta gala (la próxima). El fracaso el pasado martes de este programa junto con el de El primero de la clase - que llevó, entre otras cosas, a situar a Anatomía de Grey como segunda opción de la noche, sólo por detrás del fútbol- me pareció absolutamente revelador del desgaste de los realities y, más concretamente, del subgénero de los realities de famosos.

Lo único que parece claro, en el panorama de la telerrealidad en España, es que Gran Hermano, sin estar en su mejor momento, sigue siendo una garantía de audiencia cuando ha alcanzado ya su octava edición. Y parece que es la única, porque últimamente los hemos visto fracasar de todos los tipos y colores. Pero es que es normal con semejante falta de originalidad: triunfa Mira quién baila y a continuación tenemos Mira quien canta y Mira quien patina sobre hielo. Hemos visto Supervivientes en diferentes localizaciones y cadenas, con famosos, con anónimos y con ambas cosas al tiempo. Gran Hermano VIP y La granja de los famosos parecen exactamente el mismo concurso. Surge el fenómeno de Operación Triunfo y al rato tenemos Operación Triunfo en un musical, Operación Triunfo en un grupo de niñatas y Operación Triunfo en el colegio. Cada reality es una copia ligeramente modificada del anterior, con la única intención de tomar el pelo a los espectadores y que continúen consumiendo el mismo programa una y otra vez. Además es curioso, pero cada cadena aporta algo de su propio estilo a los realities, de forma que se puede reconocer fácilmente si un reality es de Antena 3 (por el tufillo cutre que le dan a todo), de La Primera (por los famosos casposos que suelen aparecer) o de Telecinco (probablemente lo esté presentando Jesús Vázquez o Jordi González).

Mención aparte merecen los dignos intentos de hacer algo diferente de las nuevas cadenas Cuatro y La Sexta. Aunque no hayan tenido demasiado éxito de audiencia, programas como Oído Cocina, Superhuman o El show de Cándido han sido de lo más innovador que se ha podido ver en el género últimamente.

Dejo pendiente para otro día un comentario más centrado en la especialización y profesionalización de algunos personajes conocidos en los realities porque, por ejemplo, ¿Miguel de Miguel es famoso por algo más que por salir en realities de famosos?


4 Comments:

At 12:55, Anonymous duka said...

Como leí hace poco por ahí, ¿para cuanto el "Mira quién alicata"?

 
At 12:28, Blogger rusia said...

:DD Creo que ya es lo único que les faltaba...

 
At 16:59, Anonymous Irene said...

Por dios, eres la primera persona que comparte conmigo lo de Miguel de Miguel. A parte de lo mucho que me impresiona que una persona tenga la originalidad de llamarse así, como puede participar en tooodos los concursos estos??

 
At 19:52, Anonymous rusia said...

Este personaje lo mejor que tiene, claramente, es el nombre.

 

Publicar un comentario

<< Home

ecoestadistica.com