Críticas a la parrilla

martes, noviembre 21, 2006

Los malos

Spoilers: Voy a hablar sobre la trama de la segunda temporada de Prison Break. Si la sigues en La Sexta, yo no continuaría leyendo...

No he hablado aún de Prison Break, serie que, inevitablemente, ha evolucionado de drama carcelario a road movie sin perder ni un poco de calidad y emoción, lo cual tiene mucho mérito si se compara con otras decepcionantes segundas temporadas. Creo que ahora es el momento perfecto para hablar un poco de ella, porque con "Bolshoi Booze" hemos podido ver uno de sus mejores capítulos y un momento clave en el desarrollo de esta segunda temporada. Y eso ha sido principalmente porque se ha podido ver a todos los malos en su máximo esplendor, haciendo perrerías por separado. Porque Prison Break se ha convertido en una serie de malos: reconozcámoslo, Scofield y Burrows pueden tener su punto, pero como personajes no van mucho más allá de los clásicos buenos de película, especialmente Lincoln, que a un gran corazón une una inteligencia un poco limitadita. No así Michael, que supone el contrapunto estratega y con un poco más de complejidad que su hermano. Pero en cualquier caso, el verdadero interés de la serie -especialmente en esta segunda temporada- son los malos, tantos y tan variados que podrían servir de referencia en una antología de malos de película. Veamos:

Capitán Bellick - El primer malo de Prison Break y el más clásico: el típico malo con pocas luces. Supongo que hasta él mismo sabe que nunca vencerá a Scofield, está a años luz. Su persecución será siempre la del coyote al correcaminos, eso si no acaba en breve como su compañero Geary.

Agente Kellerman - Parecía el típico malo implacable hasta que empezó a liarla y tuvo que aparecer Quinn, verdadero Señor Lobo solucionador de problemas, y más tarde el Agente Kim del servicio secreto, que en esta segunda temporada ha acabado sustituyéndole como el clásico malo supervisor y controlador del resto de personajes, siempre detrás de un teléfono móvil y viajando en un coche oscuro. Ahora mismo Kellerman es una incógnita.

Presidenta Reynolds - Habitual malo relacionado con la política, capaz de vender su alma al diablo -o al mejor postor- con tal de alcanzar sus propios fines, generalmente, ganar unas elecciones.

Samantha Brinker y "La compañía" - Típicos malos subvencionadores de campañas políticas y controladores de presidentes americanos. Y si no que se lo pregunten a Jack Bauer.


Agente especial Mahone - El verdadero antagonista de Michael, por fin un rival a su altura. Inteligente e intuitivo pero con importantes debilidades y muchos cadáveres en el armario (parece que literalmente). La verdad es que no pude alegrarme más cuando vi que Prison Break había recuperado a este actor, que me encanta, después de la cancelación de Invasion, serie en la que era protagonista. Ahora mismo, para mí, el personaje más interesante de la serie: un malo atormentado y despiadado por desesperación, adicto a las pastillas y, por todo eso, muuuy, muuuy peligroso.

T-Bag - Simboliza en definitiva los dilemas morales de Scofield que finalmente se han hecho explícitos: el fin justifica los medios o como Michael ha dejado que T-Bag cometa diversas tropelías haciendo la vista gorda con tal de salvar a su hermano. Y es un poco un dilema que los espectadores comparten con Scofield, ya que resulta chocante que el personaje más desagradable de la serie sea también su mejor punto cómico y acabe resultando incluso entrañable (?)


3 Comments:

At 10:49, Anonymous SeGo said...

Hablando de las interpretaciones, me quedo con la de Kellerman. Yo estoy viendo la serie en VOSE y ahí es donde se aprecian las buenas interpretaciones.

Un saludo.

 
At 16:42, Anonymous irene said...

T-Bag me da más asco que miedo. Y con lo de la mano ya ni te cuento el asco que da...

 
At 09:54, Blogger rusia said...

Ay, sí, se me ha olvidado comentar lo de la mano... Como vuelvan a cosérsela otra vez, me borro.

Entre eso y la animadora de Heroes, llevamos una temporadita gore que me supera...

 

Publicar un comentario

<< Home

ecoestadistica.com